El hacinamiento en los autobuses de Retamar obliga a Surbus a incorporar dos vehículos articulados.

Los vecinos han utilizado imágenes en las redes sociales y recogida de firmas como medidas de presión.

En los últimos días, los vecinos de Retamar se han movilizado debido a la saturación de usuarios en los autobuses urbanos. Denuncian que tienen que ir desde Retamar al centro sabiendo que «o no hace la parada porque está ya que no cabe nadie, o bien que tienes que hacer el trayecto rozándote con todo el mundo». También son frecuentes las quejas por la falta de servicios «Esperamos que ayuden a esta barriada porque estamos olvidados del mundo».

Para visualizar esta situación los vecinos han enviado imágenes a los medios de comunicación en las que se ven a los usuarios como "sardinas en lata". También han recogido firmas solicitando más autobuses y mejoras en el barrio.

Para intentar solucionar este problema, el Ayuntamiento de Almería, a través del área de Movilidad, ha requerido a Surbús la incorporación de dos autobuses articulados a las líneas que realizan el trayecto entre Retamar-El Toyo y el centro.

Estos vehículos disponen de mayor capacidad debido a sus 18 metros de longitud. Realizarán el recorrido los días laborables desde las 6.35 horas hasta las 15, con una capacidad por coche de 150 plazas. De esta forma quedarán cubiertas las puntas de demanda, entre las 8 – 9 horas y las 14-15 horas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies