Iglesia parroquial de Costacabana

Extracto de artículo “Devociones marianas a la naturaleza en dos barriadas de Almerienses: Retamar y Costacabana” escrito por D. Francisco de Asís Torres Montesino. Investigador mariano local.

IGLESIA PARROQUIAL DE LOS SIETE VARONES APOSTÓLICOS: SAN INDALECIO, SAN TORCUATO, SAN SEGUNDO, SAN TESIFÓN, SAN CECILIO, SAN EUFRASIO Y SAN ESIKIO

¡Un nombre muy largo, para una iglesia muy pequeña…!

Viendo el panorama, inevitablemente, hicimos esta reflexión durante las pesquisas precedentes a la escritura de este documento. Sin embargo, a posteriori, su humilde pobreza nos cautivó evocándonos al establo de Belén donde María, ayudada por José, trajo al mundo a Jesús, hace dos milenios.

Los antecedentes de la constitución de la parroquia que nos ocupa, los encontramos en la congregación cristiana primitiva afincada aquí. En la Navidad de 1969 se celebró la primera misa en la urbanización de Costacabana. Aquella eucaristía resultó emotiva, se desarrolló en un ambiente familiar, muy cordial, al aire libre, en el solar donde, poco después, se levantó el hotel. La ofició el reverendo don Luis Serrano Alcaina quien invitó a unos cristianos protestantes ingleses, allí presentes, los cuales se unieron a la conmemoración navideña.

En la etapa inicial, tres o cuatro primeros años, las celebraciones eucarísticas se celebraron en distintos lugares, tan curiosos como: descampados, el hall del hotel e incluso alguna calle, sin tráfico rodado. D. Luis, el párroco de La Cañada de S. Urbano, a la vez que responsable de esta incipiente comunidad católica de Costacabana, recuerda jubilosamente … el gran nivel cristiano de aquellos feligreses pioneros y la buena disposición de la Urbanizadora, atenta a las necesidades pastorales que se presentaban. Durante ocho años se mantuvo esta situación de iglesia peregrina. Los cuatro o cinco últimos años, las misas se celebraron en una casa particular, situada en el centro de la barriada, contigua al desaparecido Bar Gallardo, prestada generosamente por la familia propietaria para este menester. Esta sede provisional, poco apropiada por lindar con el mencionado establecimiento de bebidas alcohólicas, ofreció protección frente a las inclemencias meteorológicas, durante los actos eucarísticos, y evitó la dispersión de la feligresía.

Por fin, en diciembre de 1977, la empresa inmobiliaria cedió voluntariamente el edificio donde tenía su despacho -véase referencia en apartado 3.1- a la comunidad preparroquial, para sus reuniones y ceremonias eucarísticas. La sede, hasta entonces nómada, se volvió sedentaria y se mudó a un sitio más acorde con la actividad religiosa y evangelizadora para la que fue destinada. Desde esa fecha, la iglesia quedó constituida al noreste de Costacabana, pegada a la carretera, a 10 m. de la valla perimetral del Aeropuerto Internacional de Almería y a doscientos metros del mar. Está, exactamente, en la calle de las Palmeras número 23. Se trata de una construcción, de planta baja, para uso almacenero, traspasada por la Urbanizadora Costacabana, que se habilitó como centro religioso, poniendo una cruz de hierro sobre el terrado y un cartel informativo, de vinilo, en la fachada. Circulando por la citada vía norteña (la comarcal AL-3113), desde la que se visualiza únicamente la pared trasera, es difícil imaginar que ese inmueble sea una iglesia parroquial.

En su cara principal, al suroeste, hay plantados unos frondosos pinos estratégicamente colocados, de manera que protegen del sol, cubriendo con su sombra, al templo, en horario vespertino de misa. Junto a los árboles, hacia levante, hay una pequeña terraza o patio, antesala de las dos puertas de acceso. Este modesto atrio linda con la acera.

En su interior la percepción mejora. Dentro observamos una pequeña nave con dos zonas delimitadas claramente que, según la coyuntura, se unen o separan con un sencillo y único gesto: abrir o cerrar la decorativa y funcional cortina intermedia. La zona occidental se destina a sacristía, biblioteca y aula de catequesis y la oriental se dedica al culto religioso, propiamente dicho. Durante varios años, hasta que se marcharon los ingleses, aquí se alternaron, con normalidad y buena armonía, dos ceremonias cristianas: las eucaristías católicas y los servicios religiosos anglicanos. Las primeras, que siguen en vigor, tienen carácter semanal y se celebran los sábados por la tarde. Las segundas se celebraron, con menor frecuencia, hasta finales de los años ochenta de la pasada centuria.

Creemos relevante que se conozca este hecho, y queremos resaltarlo, porque algunas veces hemos visto, con indignación, a personas y a medios de comunicación que, por ignorancia o por mala intención, han acusado de intolerante, racista y xenófoba a la sociedad almeriense y nada hay más lejos de la realidad.

Volviendo a la iglesia -a la edificación multidisciplinar- tiene una sola capilla, tan austera, sobria y humilde, como digna, que incluye: un sagrario, una pila bautismal, una sede, un altar, un ambón (los tres últimos elementos subidos sobre una tarima de madera), un cuadro del Beato Obispo Diego Ventaja, un gran crucifijo central, la imagen de Ntra. Sra. de Costacabana, patrona del barrio, un armario y el resto de utensilios propios para misas y dispensación de sacramentos. No muy lejos, hay colgados dos cuadros de los copatronos diocesanos almerienses -la Virgen del Mar y San Indalecio- y otros grabados más. Cuenta con los bancos justos, sin reclinatorios, perfectamente acoplados al poco espacio disponible. Las sillas se cambian de ubicación, entre el aula de catequesis y la capilla, según necesidad. El techo del inmueble es bajo y evidencia la necesidad de reparación, en el exterior, cuando llueve torrencialmente y aparecen goteras. Para completar el inventario, relacionamos una consola de aire acondicionado con bomba de calor y varios ventiladores de aspas.

Por otra parte, la pista de rodaje de las aeronaves está a tiro de piedra con lo que esto supone. Si la celebración eucarística coincide con la llegada o partida de algún avión, es fácil que la asamblea allí reunida se encomiende a Dios y a la Santísima Virgen de Costacabana, con fe, pidiendo su auxilio protector. El súbito ruido atronador, sorprende y asusta a quien no lo espera.

No existe otro caso igual en toda España. Es la iglesia parroquial, española, situada más cercana a la pista de despegue/aterrizaje de un aeropuerto internacional.

No obstante lo anterior, ciertamente, los designios del Señor son inescrutables. Según está escrito en la sagrada Biblia, el Mesías nació en un insignificante corralón de una localidad irrelevante de la montañosa Judea. En nuestra Diócesis, veinte siglos después, por su parroquia más pobre pasaron dos curas sencillos. Uno de ellos, hoy, es Obispo y otro va camino de serlo.

Efectivamente, durante la totalidad de los años 2005 y 2006, el Excmo. y Rvdmo. Sr. D. Ginés Ramón García Beltrán, natural de Huércal Overa (Almería), fue su párroco. Tres años después de terminar su responsabilidad al frente de la iglesia de Los Siete Santos Apóstoles, el 3 de diciembre de 2009, S. S. el Papa Benedicto XVI lo nombró Obispo de Guadix-Baza (Granada) y el 27 de febrero de 2010 fue consagrado en la sede diocesana accitana. Tuvimos la fortuna de estar presentes en Guadix aquel día soleado, aunque ventoso y frío. La ceremonia fue muy solemne, muy concurrida y hermosa.

De nuevo, a mediados de los ochenta, al Rvdo. Serrano lo relevó don Rafael López Lupiáñez. A propuesta del saliente, el entrante cursó la petición oficial, por escrito, de conversión de iglesia dependiente de la de San Urbano a parroquia propia. Fue entonces, en 1985, bajo su administración, cuando tuvo lugar el deseado y feliz acontecimiento histórico segregacionista: la constitución formal de la Iglesia Parroquial de Los Siete Varones Apostólicos: S. Indalecio, S. Cecilio, S. Torcuato, S. Segundo, S. Tesifón, S. Eufrasio y S. Esikio. El Excmo. y Rvdmo. Sr. Obispo de la Diócesis de Almería D. Manuel Casares Hervás no pudo, entonces, consumar la consagración de esta iglesia, a los citados santos, por motivos de salud.

Un año después, en 1986, don Emiliano Abad Berjón fue nombrado su párroco. En este cargo se mantuvo más de dieciocho años (fue quien más duró) hasta que pasó el testigo, en enero de 2005, a don Ginés, que en esa época todavía era Vicario General de la Diócesis de Almería. Terminando 2006 D. Víctor Montoya Villegas empezó a dirigir la parroquia permaneciendo en este puesto hasta 2008. Luego recayó la responsabilidad parroquial en el vigente Vicario General Diocesano. Hablamos ahora de don Tomás Cano Rodrigo que ejerció un par de años este cargo, en Costacabana, hasta junio de 2010.

Actualmente, desde la fecha anterior, su cura párroco es D. Fernando Peña Marqués quien, como todos sus predecesores, simultanea el mismo cargo en la I. P. de San Urbano en el cercano barrio de La Cañada.

No podemos terminar este capítulo, ni este rápido recorrido por los responsables parroquiales, sin hacer una justa mención a su servicial sacristana, doña Francisca Freniche Escámez, que también ejerce de catequista. Desde 1980, hace tres décadas y media, Paquita “la Freniche” cuida esta iglesita con perseverancia y amor.

2 comentarios sobre “Iglesia parroquial de Costacabana

  • el julio 24, 2016 a las 14:37
    Permalink

    “Al desaparecido Bar Gallardo” información completamente errónea, ya que la expresión correcta sería “al aún no establecido Bar Gallardo”, dado que la celebración de las misas se hizo en tal emplazamiento de los años 1978 a 1980, siendo el año de apertura de dicho establecimiento en 1981. Rectifiquese.

    Respuesta
    • el julio 24, 2016 a las 15:15
      Permalink

      Nos limitamos al transcribir lo redactado por el autor. En el texto se observan diversos errores, algunos como el que usted menciona y otros, como por ejemplo, fechas.
      Un saludo.

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies